En tres simples pasos tu labios quedaran prolijos, con volumen, llamativos y súper sensuales:

#1 Hidratar y aplicar base líquida o corrector, esto hará que el labial dure más tiempo y el color se vea más intenso.

#2 Marcar los puntos principales del labio  (comisuras, parte inferior y picos superiores) con lápiz labial y unirlos con un pincel especial para labios que haya sido humectado con tu labial favorito.

#3 Aplicar gloss transparente para dar volumen o polvo tonalizador para darle opacidad y que quede más natural.

Si queres recibir una clase personalizada de maquillaje podes escribirnos a [email protected]

www.rominabarak.com.ar