Vestir con estampados es un recurso muy utilizado, sobre todo las combinaciones entre ellos o el uso del mismo print de pies a cabeza. Pero están tan vinculados a la moda que requieren algunos recaudos para que luzcan en nuestro cuerpo a la perfección, aquí van nuestros consejos:

Tamaño: A grandes rasgos debemos tener en cuenta que el tamaño del dibujo debe tener coherencia con nuestra contextura física. Saber que si los mismos son por ejemplo grandes y muy separados tenderá a agrandar la zona donde los coloquemos, esto será relevante o no dependiendo de si queremos disimular o no esa parte del cuerpo.

Líneas Verticales vs Horizontales: Las primeras ayudan a afinar y estilizar, sobre todo cuando el tamaño de la línea se encuentra en proporción con nuestra contextura corporal. Todo lo contrario ocurre con los estampados de líneas horizontales. Sí podemos usarlos pero debemos evitarlos en zonas críticas, por ejemplo en mujeres de cuerpo tipo triángulo invertido (espalda ancha y cadera angosta) no recomendamos vestirlo en prendas superiores. En cambio, si tu espalda es angosta y tus caderas son anchas será un buen recurso para balancear.

Foco de atención: Los estampados ponen la lupa allí donde los coloquemos, por eso, el consejo es no usarlos en zonas del cuerpo que queramos pasar desapercibidas. Por ejemplo, para mujeres de cuerpo tipo pera o de piernas fuertes es conveniente llevarlos en la zona del torso.

Tipo de género: Es importante que sean telas nobles ya que muchos estampados, como el animal print, pueden resultar vulgares en materiales que no sean de buena calidad.

Posibles Combinaciones: Podemos combinar distintos estampados entre si, tarea súper riesgosa! O bien, llevarlos de pies a cabeza, aquí el consejo es escoger el corte de prenda perfecta para que balancee nuestro cuerpo generando una figura armónica, de lo contrario el estampado profundizará las imperfecciones. Por último, yendo a lo seguro, mezclarlo con otras prendas y complementos de tonos neutros.

Despojarnos de accesorios: Cuando llevamos estampados debemos mantener el resto de la vestimenta sencilla. Tampoco es convenieente utilizar accesorios, lo mínimo indispensable. Menos siempre es más.

Magalí Balzán para Romina Barak Asesoría de Imagen

Para más información: [email protected]              |             www.rominabarak.com.ar